Campanas de Libertad

un vistazo a lo más interesante de la actualidad

13 noviembre 2007

Inmigración: tajantes declaraciones de Peter Costello, Ministro del Tesoro australiano.

Los musulmanes que quieran vivir conforme a la ley Islámica, la Sharia fueron invitados a salir de Australia, señalados por el gobierno como potenciales terroristas.

Un día después de que un grupo de líderes Musulmanes prometiese lealtad a Australia y la Reina, en un encuentro especial con el primer ministro John Howard, él y sus Ministros hicieron prometer a los extremistas que tomarían las medidas necesarias para adecuarse al país.

Peter Costello, Ministro del Tesoro, visto como el heredero de Howard, hizo alusión a que podrían pedir a algunos clérigos radicales que dejaran el país, si no aceptaran que Australia era un estado secular y que sus leyes fueron hechas por el Parlamento. "Si estos no son sus valores, si ustedes quieren un país con ley Islámica o un estado teocrático, entonces Australia no es para ustedes ", dijo en la televisión nacional.

"He dicho a los Imanes que hay dos opciones en Australia: una es la ley australiana y otra la ley Islámica. Si ustedes no están de acuerdo con la ley del parlamento, los tribunales independientes y la democracia, y prefirieran la Sharia, tienen la oportunidad de irse a otro país, donde se practique esta ley, quizás ésta sea la mejor opción ", dijo Costello. Ante la pregunta de si piensa forzar a los clérigos radicales a marcharse, dijo que posiblemente podrían pedir a aquellos con doble ciudadanía que se trasladen a otro país.

El ministro de educación Brendan Nelson, más tarde, dijo a los periodistas que los Musulmanes que no quisieran aceptar los valores locales deberían irse.

"Básicamente, la gente que no quieran ser Australianos, y que no quieran vivir con los valores australianos y entenderlos, entonces, pueden irse", dijo.

Por otro lado, Howard levantó las iras de algunos musulmanes australianos el miércoles, al dar su apoyo a las agencias de espionaje que supervisan las mezquitas nacionales. " Los INMIGRANTES, NO los AUSTRALIANOS, son quienes DEBEN ADAPTARSE. Cójanlo o déjenlo. Estoy harto de que esta nación preocupe de si ofendemos a algún individuo o a su cultura. Desde que los terroristas nos atacaron en Bali, hemos experimentado una oleada de patriotismo en la mayoría de Australianos, sin embargo, el polvo de los ataques apenas había desaparecido cuando lo políticamente correcto apareció y una muchedumbre comenzó a quejarse por la posibilidad de que nuestro patriotismo ofendiese a otros. No estoy contra la inmigración, y tampoco sostengo rencor alguno contra alguien que busca una mejor vida viniendo a Australia. Sin embargo, hay cosas que los que recientemente han venido a nuestro país y, al parecer, algunos nacidos aquí, tienen que entender. Esa idea de que Australia es una comunidad multicultural sólo ha servido para diluir nuestra soberanía y nuestra identidad nacional. Como australianos, tenemos nuestra propia cultura, nuestra propia sociedad, nuestra propia lengua y nuestro propio modo de vivir. Esta cultura ha sido desarrollada a lo largo de más de dos siglos de luchas, juicios y victorias por millones de hombres y mujeres que han buscado la libertad. Hablamos principalmente el INGLES, no el libanés, el árabe, el chino, el japonés, el ruso, o cualquier otra lengua. ¡Por lo tanto, si usted desea ser parte de nuestra sociedad, aprenda nuestra lengua!"

"La mayor parte de los australianos creen en Dios. Esto no es un prejuicio de algún cristiano derechista, es un hecho y es que hombres y mujeres cristianos fundaron esta nación sobre principios cristianos. Es justo mostrarlo sobre las paredes de nuestras escuelas. Si Dios le ofende, entonces le sugiero que considere otra parte el mundo como su nueva casa, porque Dios es parte de nuestra cultura"

"Aceptaremos sus creencias, y no le haremos preguntas. Pero daremos por hecho que usted acepta las nuestras y vive en paz y armonía con nosotros. Si la Cruz le ofende, o no le gusta, entonces debería considerar seriamente el marcharse a otra parte de este planeta. Somos felices con nuestra cultura y no tenemos ningún deseo de cambiarla, y realmente no nos preocupamos de como hizo usted las cosas en su lugar de procedencia. Le cueste lo que cueste, guarde su cultura, pero no nos fuerce a adoptarla. Este es NUESTRO PAÍS, NUESTRA TIERRA, Y NUESTRO MODO DE VIVIR, y le daremos la oportunidad de disfrutar de todo esto. Pero con que se quejen una sola vez, lloriqueen, no acepten Nuestra bandera, Nuestras creencias cristianas, o Nuestro modo de vivir, les animaremos a hacer uso de otra gran libertad australiana: ' EL DERECHO DE MARCHARSE '."

"Si usted no es feliz aquí, entonces, MARCHESE. No le forzamos a venir aquí. Usted pidió estar aquí. Entonces, acepte el país que USTED eligió."

3 Comments:

  • At 1:19 p. m., Anonymous elmagi said…

    considero que estoy en parte de acuerdo con las manifestaciones en cuanto a aceptar la cultura del pais receptor pero discrepo totalmente del sentido de propiedad ( nuestro país, nuestra tierra, nuestro modo de vivir...") No es eso lo que legitima el derecho sino la aceptación del otro tal como es esté donde esté y venga de donde venga¡¡¡¡¡¡ Verlo de otra manera es legitimar tu haces lo que yo digo o te marchassss, igual que las multinaciones lo tomas o lo dejas, eso no es compartir, participar

     
  • At 1:20 p. m., Blogger Karolina said…

    Hoy en día la inmigración es tratada como ganado. Hoy mi país necesita mano de obra, te traigo. Mañana estamos en recesión, te expulso. Son personas, no objetos. Y este señor Costello, cuando era ministro de Economía en el 2004, declaró que necesitaban inmigrantes y aumentaron los visados otorgados de 6000 a 120 000. Mirad en :

    http://www.elmundo.es/elmundo/2004/08/24/sociedad/1093325833.html

    ¿Qué se creía? ¿Que la gente sólo es "trabajador de...?". Pues resulta que son padres de, hijos de, creyentes de...¿pensaba importar mano de obra como si fueran robots, sin tener que preocuparse de políticas que posibilitaran la convivencia intercultural?
    Mientras tratemos a los flujos migratorios de forma deshumanizada, seguiremos construyendo un mundo en el cual nuestra ambición económica nos es devuelta en forma de intolerancia y prejuicio

     
  • At 6:55 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Porque querría inmigrantes, no salvajes. Si no aceptaran inmigrantes, no habría inmigrantes en Autralia. Lo que NO ACEPTAN y les apoyo al 100% es que sean los inmigrantes los que impongan sus costumbres salvajes, anticuadas, machistas, etc a los oriundos del país, hay que joerse... A buen entendedor pocas palabras bastan.

     

Publicar un comentario

<< Home